Hannah Mouncey es la primera mujer transexual en jugar una competición de balonmano al más alto nivel