Ivan del Val fue un joven emigrante más de la crisi económica. Ahora en Finlandia se ha forjado una identidad como jugador y entrenador