El torneo Nacional de selecciones juveniles de Argetina se disputó bajo indignas condiciones por culpa del mal papel de la organización