El Bidasoa Irún ha hecho un espectacular arranque de temporada conviertiendo Artaleku en el campo que menos goles concede de toda Europa